ASAMBLEA

Asamblea

De:
Álex Montoya (2018)

con:
Cristina Plazas, Francesc Garrido, Greta Fernández, Nacho Fresneda, Lorena López, Irene Anula, Abdelatif Hwidar, Sergio Caballero, María Juan, Jordi Aguilar, Marta Belenguer, Pablo Sánchez, Juan Mandli y Jorge Silvestre.

Asamblea (1)

Porque es sencilla, certera, especial.

Porque es divertidísima.

Porque soy fan de Álex Montoya desde hace más de 15 años.

Porque algunos de sus cortometrajes están entre mis favoritos forever and ever.

Porque solo él podía hacer un largo así.

Por ese guión de Pérez y Disla que no da ni un segundo de respiro.

Porque demuestra que para hacer cine lo principal es una buena historia.

Por cómo juega con ese surrealismo de lo cotidiano.

Por sus brillantes diálogos.

Por esa galería de personajes que de tan normales son especiales.

Por un reparto de lujo.

Por lo bien que están todos.

Por ese breve pero brutal monólogo de Lorena López.

Por el momento inolvidable de Abdelatif Hwidar.

Por Irene Anula, siempre.

Por el personaje de Greta Fernández, espectador y parte a la vez.

Porque Francesc Garrido, Cristina Plazas y Nacho Fresneda son sinónimo de calidad.

Por lo bien resueltos que están los aspectos técnicos con tan poco.

Por la preciosa dirección de fotografía de Guillem Oliver.

Por la música de Tórtel.

Por el cartel de Paco Roca.

Porque da gustito ver que en Valencia se hacen cosas así de bien.

Por cómo reflexiona sobre la participación, la puesta en común, los egos.

Porque vencer, convencer y convencerse no son tan diferentes.

Por el individuo dentro del grupo y viceversa.

Por decir todo y decir nada a la vez.

Por el (des)concierto.

Porque hablando se entiende la gente (o no).

Por lo difícil que es tomar decisiones.

Porque “es duro, pero es la mejor manera”.

Por todo eso y más.

 

LA HIJA DE UN LADRÓN

la hija de un ladron

De:
Belén Funes
(2019)

con:
Greta Fernández, Eduard Fernández y Àlex Monner.

la hija de un ladron (1)

Porque es una de las películas españolas del año.

Porque es tan real que duele.

Porque es puro cine social, casi documental.

Por cómo refleja la realidad de una gran parte de la sociedad española.

Porque habla de monotonía, incertidumbre, inestabilidad, escasez, soledad.

Por la sensibilidad con la que Belén Funes se acerca a los personajes.

Porque permite asomarse a una mirilla para ver ese pequeño fragmento de vida.

Porque me gusta que sea el espectador quien tenga que rellenar los huecos del puzzle a su elección.

Por la naturalidad, contención y sencillez interpretativa de Greta Fernández.

Por esas lágrimas siempre al borde del precipicio.

Por todo el dolor que se esconde tras sus silencios y toda la vida y sueños que ocultan sus miradas.

Por Eduard Fernández.

Por la magia de ver en pantalla ese cara a cara entre padre e hija.

Porque la construcción del inolvidable personaje de Àlex Monner es lo que más me impresionó de la película.

Por Martín, ese entrañable hermano pequeño.

Por el final, que es como un puñetazo en el estómago.

Por cómo retrata el extrarradio de las grandes ciudades.

Por las mujeres fuertes, luchadoras.

Porque tener hijos está bien para no morir solos.

Por los sueños.

Por el futuro.

Por todo eso y más.