YO, TONYA

Yo tonya

De:
Craig Gillespie (2017)

con:
Margot Robbie, Sebastian Stan y Allison Janney.

Yo tonya (1)

Porque la tenía pendiente desde su estreno y no sé cómo la pude dejar pasar.

Porque es brutal, diferente, cruda, perversa, crítica e interesantísima.

Porque Margot Robbie es de otro planeta.

Porque se mimetiza con Tonya Harding.

Porque emociona con su interpretación.

Porque merecía todos los premios del mundo.

Porque su secuencia frente al espejo es memorable.

Por Allison Janney.

Porque LaVona es hipnótica.

Por cómo llena de matices a esa madre odiosa.

Porque Sebastian Stan defiende su personaje con uñas y dientes.

Por el guión y cómo va desplegando la trama.

Por esa mezcla de verdades y mentiras que te deja clavado.

Porque tiene un sentido del humor muy especial.

Por cómo trata el drama

Por esas geniales confesiones de Tonya a cámara.

Porque tiene planos alucinantes.

Por cómo están rodadas las secuencias de patinaje.

Porque consiguen poner los pelos de punta.

Por esas fascinantes entrevistas a cámara que son puro surrealismo.

Por la banda sonora tan kitsch.

Por luchar pese a las adversidades.

Por las injusticias de la vida.

Porque demuestra que la realidad supera la ficción.

Porque aunque la mona se vista de seda, mona se queda.

Por todo eso y más.

EMA

Ema

De:
Pablo Larraín (2019)

con:
Mariana Di Girolamo y Gael García Bernal.

Ema (1)

Porque es FUEGO.

Porque me ha fascinado de principio a fin.

Porque sorprende y engancha.

Porque es tremendamente original.

Porque sales del cine con la sensación de haber visto algo revolucionario y único.

Porque es un viaje hipnótico por sensaciones y sentimientos.

Porque se atreve a romper esquemas, moldes, tabúes.

Porque es una bomba de sensualidad.

Por el guión.

Porque duele.

Por la brutalidad de lo que cuenta y lo bien que lo resuelve.

Porque es imposible no engancharse a Ema.

Porque lo que hace Mariana Di Girolamo es de otro planeta.

Por sus miradas, sus silencios, sus bailes.

Por Gael García Bernal, siempre.

Porque está más guapo que nunca.

Por cómo está dirigida.

Porque Pablo Larraín es un genio.

Porque es una joya visual.

Por esa fotografía tan especial y sorprendente.

Porque hay planos para enmarcar.

Porque dan ganas de perderse por el puerto de Valparaíso.

Por la estética callejera e industrial.

Por ese vestuario fascinante.

Por el chándal, el peto, los tintes de pelo.

Por su defensa apasionada del reguetón.

Por convertirlo en un alegato feminista.

Porque no consigo quitarme de la cabeza la banda sonora de Nicolas Jaar.

Porque quiero escuchar ‘Real’ en bucle.

Por esas coreografías brutales.

Porque el fuego purifica y renueva.

Por la libertad.

Por las mujeres que aman, follan, bailan, viven, sienten, luchan.

Por las madres.

Por todo eso y más.

 

 

 

HISTORIA DE UN MATRIMONIO (Marriage Story)

Historia de un matrimonio

De:
Noah Baumbach
(2019)

con:
Scarlett Johansson, Adam Driver, Azhy Robertson, Laura Dern, Alan Alda, Ray Liotta, Julie Hagerty y Merritt Wever.

Historia de un matrimonio (1).jpg

Porque es una de esas películas que se te quedan dentro para siempre.

Porque emociona y conmueve.

Porque es un maravilloso, demoledor y agridulce fragmento de vida.

Por las lágrimas, las risas, el amor, los juegos, los regalos, las miradas, Nueva York, los ensayos, el teatro, Los Ángeles, los miedos, la culpa, el cariño, los celos, el desamor, los errores…

Por la fuerza de su historia, sus personajes, su lenguaje.

Porque Noah Baumbach es un genio absoluto.

Porque brilla como guionista y también como director.

Porque hay planos que te rompen el corazón.

Porque consigue hacerte reír y llorar a la vez.

Por todo lo que consigue trasmitir con las imágenes.

Porque es una joya visual.

Por el guión y cómo va desgranando la historia y los personajes.

Por ese dúo protagonista impecable y llenos de verdad.

Porque saltan chispas cuando están juntos y comparten pequeños gestos o grandes gritos.

Porque Adam Driver brilla.

Porque esconde todo un mundo de emociones en su interior.

Por la brutal secuencia en la que canta Being Alive de Sondheim.

Porque Scarlett Johansson está mejor que nunca.

Por la fuerza de su mirada.

Por sus lágrimas en la cama después del cuento.

Por su fascinante monólogo en el despacho de la abogada.

Por una impresionante Laura Dern.

Por el divertido momentazo de Merritt Wever con el sobre.

Por esa madre/suegra genial interpretada por Julie Hagerty.

Por la banda sonora de Randy Newman.

Por ese comienzo con las preciosas redacciones.

Porque la secuencia del portón me rompió el corazón.

Por el final.

Porque muestra que en los divorcios no hay vencedores y vencidos, solo víctimas.

Por todo eso y más.

LO QUE ARDE (O que arde)

Lo que arde

De:
Oliver Laxe
(2019)

con:
Amador Arias y Benedicta Sánchez

Lo que arde (1)

Porque es una auténtica obra de arte.

Por su sensibilidad y belleza.

Porque es pura poesía visual.

Por la mirada de Oliver Laxe.

Porque su cine es estimulante, único, fascinante.

Por la potencia de sus imágenes.

Por la genial fotografía de Mauro Hercé.

Por ese comienzo hipnótico.

Por el inolvidable personaje de Benedicta.

Porque su carrera entre las cenizas se me ha quedado en el alma.

Por el amor que demuestra con la mirada.

Por la contención de Amador.

Por la vida rural.

Por las tres vacas y la perra Luna.

Por los castaños, sobretodo ese que sirve de refugio cuando llueve.

Porque si los eucaliptos hacen sufrir es porque sufren.

Por el cuidadísimo diseño de sonido que potencia cada sensación.

Por el guión.

Por cómo reflexiona sobre el campo, su pasado y su futuro.

Porque esconde de forma muy sutil una crítica durísima y acertada.

Por Galicia Calidade.

Por la lluvia.

Porque el fuego purifica pero también destroza.

Porque ver las llamas es catártico.

Por Suzanne de Leonard Cohen.

Porque es una de esas películas que se te quedan dentro.

Por todo eso y más.

CALL ME BY YOUR NAME

null

De:
Luca Guadagnino
(2017)

con:
Armie Hammer
Timothée Chalamet

Call me by your name (1)

Porque llevaba meses esperando para verla…

…porque me ha seducido, emocionado, impresionado…

…porque es mucho mejor de lo que podía imaginar…

…porque no consigo quitármela de la cabeza…

…porque es preciosa, fascinante, hipnótica, sensible, sensual…

…porque soy fan absoluto de Luca Guadagnino…

…porque hace poesía con las imágenes, los instantes, las miradas…

…porque es una peli de detalles y sutilezas…

…por ese erotismo que llena cada segundo de metraje…

…por ese ritmo pausado, tan veraniego…

…por el guión y lo bien que adapta el libro de André Aciman…

…por descubrir a Thimothée Chalamet…

…por cómo se entrega a su personaje…

…por todo lo que transmite con cada movimiento, cada palabra…

…porque brilla…

…por un impresionante Armie Hammer…

…porque cuando están juntos saltan chispas…

…porque es imposible no enamorarte de Elio y Oliver…

…por la genial secuencia del melocotón…

…por el piano…

…por la dirección de fotografía…

…porque tiene planos para enmarcar…

…por la acertada banda sonora…

…por las preciosas canciones que ha compuesto Sufjan Stevens…

…por el personaje de Michael Stuhlbarg…

…porque su monólogo final es BRUTAL…

…por los créditos finales y esas miradas de Elio que valen el Oscar y todos los premios del mundo…

…por el descubrimiento de la sexualidad…

…por el primer amor…

…por las caricias casi imperceptibles…

…por el deseo…

…por el mágico verano de los 17 años…

…porque me habría encantado vivir algo así…

…porque estoy deseando volver a verla…

…por todo eso y más.

GuardarGuardar