UNA VEZ MÁS

una vez mas

De:
Guillermo Rojas (2019)

con:
Silvia Acosta y Jacinto Bobo

una vez mas (1)

Porque es sencilla, bonita, real.

Porque se disfruta de principio a fin.

Por el guión.

Porque es un reflejo de la época que nos ha tocado vivir a los que estamos en la treintena.

Por la suerte de mierda, pero suerte.

Por las pequeñas decisiones que tomamos y pueden cambiar el rumbo de nuestra vida.

Por las conversaciones largas y buenas.

Por la química entre Silvia Acosta y Jacinto Bobo.

Por ver en ella a tantos amigos y amigos de amigos.

Porque siempre es un gusto ver a Beatriz Arjona en pantalla.

Por lo divertida que está Celia Vioque.

Por la pedida de mano en la Plaza del Nabo. 

Por leer guías de viaje y soñar despierto.

Por todo lo que se dice sin decir nada, sólo cogiendo la mano a alguien.

Porque “el sur es calidad de vida y lo demás son tonterías”.

Porque el negocio de las manzanas no tiene futuro.

Por la genial canción de las taras.

Por el bonito homenaje a La reconquista de Jonás Trueba, aunque sea una atrocidad entrar al cine a mitad de película.

Por el inolvidable tigre de La piel que habito.

Por la amistad y el amor.

Por lo bonita que es Sevilla.

Porque dan ganas de coger un tren y plantarse allí.

Porque las redes sociales las carga el diablo.

Porque lo que es un sueño para unos puede ser una pesadilla para otros.

Por las frustraciones y el arte de superarlas.

Por las expectativas y la realidad.

Por el destino y las casualidades.

Por el futuro.

Por todo eso y más.

VERANO EN BROOKLYN (Little men)

Verano en Brooklyn

De:
Ira Sachs (2016)

con:
Theo Taplitz, Michael Barbieri, Greg Kinnear, Paulina García, Jennifer Ehle y Alfred Molina.

Verano en Brooklyn (1)

Porque es sencilla, emocionante, sensible, sutil, certera.

Porque es un soplo de aire fresco.

Porque se siente como una flecha directa al corazón.

Por el guión.

Por la elegancia con la que habla de temas como la amistad, la inmigración, la gentrificación, el arte, la familia, el despertar sexual, el pasado y el futuro.

Por todo lo que cuenta con muy poco.

Porque no hay buenos ni malos, solo víctimas de las circunstancias.

Por en la vida todo depende del cristal con el que se mire.

Por cómo dirige Ira Sachs y el modo que tiene de plasmar pequeños momentos de vida.

Por esos personajes inolvidables.

Por cómo sus sentimientos se dejan ver a través de miradas, silencios, gestos.

Porque importa más lo que no se cuenta que lo que se cuenta.

Por descubrir a Theo Taplitz y Michael Barbieri.

Porque son hipnóticos.

Por esa amistad tan especial.

Por los amigos de la adolescencia y lo mucho que pueden marcar.

Por esos secundarios de lujo (¿o son los verdaderos protagonistas?)

Porque Greg Kinnear, Paulina García y Jennifer Ehle están impecables.

Por unas preciosas dirección de fotografía y banda sonora.

Por la pérdida de la inocencia.

Por las decepciones e injusticias de la vida.

Por las clases de arte dramático.

Por el verano.

Por Brooklyn.

Por todo eso y más.

YO, TONYA

Yo tonya

De:
Craig Gillespie (2017)

con:
Margot Robbie, Sebastian Stan y Allison Janney.

Yo tonya (1)

Porque la tenía pendiente desde su estreno y no sé cómo la pude dejar pasar.

Porque es brutal, diferente, cruda, perversa, crítica e interesantísima.

Porque Margot Robbie es de otro planeta.

Porque se mimetiza con Tonya Harding.

Porque emociona con su interpretación.

Porque merecía todos los premios del mundo.

Porque su secuencia frente al espejo es memorable.

Por Allison Janney.

Porque LaVona es hipnótica.

Por cómo llena de matices a esa madre odiosa.

Porque Sebastian Stan defiende su personaje con uñas y dientes.

Por el guión y cómo va desplegando la trama.

Por esa mezcla de verdades y mentiras que te deja clavado.

Porque tiene un sentido del humor muy especial.

Por cómo trata el drama

Por esas geniales confesiones de Tonya a cámara.

Porque tiene planos alucinantes.

Por cómo están rodadas las secuencias de patinaje.

Porque consiguen poner los pelos de punta.

Por esas fascinantes entrevistas a cámara que son puro surrealismo.

Por la banda sonora tan kitsch.

Por luchar pese a las adversidades.

Por las injusticias de la vida.

Porque demuestra que la realidad supera la ficción.

Porque aunque la mona se vista de seda, mona se queda.

Por todo eso y más.

ONWARD

Onward

De:
Dan Scanlon (2020)

con las voces de:
Tom Holland, Chris Pratt, Julia Louis-Dreyfus y Octavia Spencer.

ONWARD

Porque no hay que dejar de creen en la magia.

Porque es emocionante, entrañable, nostálgica, conmovedora y tremendamente entretenida.

Porque siempre se agradece el buen hacer de Pixar.

Por esa animación brutal.

Por cómo se renuevan y mantienen su esencia a la vez.

Por el ingenio de la trama y cómo consigue dar la vuelta a la típica historia.

Por el guión, que no da ni un segundo de respiro.

Por cómo mezcla fantasía, road movie, comedia y drama familiar.

Por poner sobre la mesa algo tan potente como aprender a lidiar con la pérdida.

Por todas esas referencias y salidas de tono.

Porque tiene algunos gags divertidísimos.

Por esos personajes inolvidables.

Por la preciosa relación de los hermanos.

Porque ambos son perfectos y adorables.

Porque Ian me fascina de principio a fin.

Porque es imposible no querer a Barley.

Porque hay atreverse a cruzar puentes por muy altos que parezcan.

Por esa madre coraje tan genial.

Por la Mantícora y su bipolaridad.

Por ese monumento histórico convertido en restaurante temático.

Por los unicornios carroñeros.

Por el dragón mascota doméstica.

Por las hadas moteras salvajes y el ataque de risa que me provocaron.

Por el padre y cómo consiguen dar personalidad y sentimientos a un par de piernas.

Por la preciosa escena del baile.

Porque hay que querer a los demás pese a las diferencias.

Porque enseña que juntos se llega más lejos.

Por todo eso y más.

EMA

Ema

De:
Pablo Larraín (2019)

con:
Mariana Di Girolamo y Gael García Bernal.

Ema (1)

Porque es FUEGO.

Porque me ha fascinado de principio a fin.

Porque sorprende y engancha.

Porque es tremendamente original.

Porque sales del cine con la sensación de haber visto algo revolucionario y único.

Porque es un viaje hipnótico por sensaciones y sentimientos.

Porque se atreve a romper esquemas, moldes, tabúes.

Porque es una bomba de sensualidad.

Por el guión.

Porque duele.

Por la brutalidad de lo que cuenta y lo bien que lo resuelve.

Porque es imposible no engancharse a Ema.

Porque lo que hace Mariana Di Girolamo es de otro planeta.

Por sus miradas, sus silencios, sus bailes.

Por Gael García Bernal, siempre.

Porque está más guapo que nunca.

Por cómo está dirigida.

Porque Pablo Larraín es un genio.

Porque es una joya visual.

Por esa fotografía tan especial y sorprendente.

Porque hay planos para enmarcar.

Porque dan ganas de perderse por el puerto de Valparaíso.

Por la estética callejera e industrial.

Por ese vestuario fascinante.

Por el chándal, el peto, los tintes de pelo.

Por su defensa apasionada del reguetón.

Por convertirlo en un alegato feminista.

Porque no consigo quitarme de la cabeza la banda sonora de Nicolas Jaar.

Porque quiero escuchar ‘Real’ en bucle.

Por esas coreografías brutales.

Porque el fuego purifica y renueva.

Por la libertad.

Por las mujeres que aman, follan, bailan, viven, sienten, luchan.

Por las madres.

Por todo eso y más.