HABITACIÓN 212 (Chambre 212)

Habitación 212

De:
Christophe Honoré (2019)

con:
Chiara Mastroianni, Benjamin Biolay, Vincent Lacoste y Camille Cottin.

Habitación 212 (1)

Porque sorprende y no deja indiferente.

Porque es original, divertida, romántica, atractiva, tierna, loquísima.

Porque no consigo quitármela de la cabeza.

Porque visualmente es una auténtica delicia.

Por cómo mezcla cine y teatralidad.

Porque Honoré me vuelve loco desde sus inicios.

Porque su cine forma parte de mi vida y crece conmigo.

Por no tomarse demasiado en serio y abrazar el surrealismo.

Por el guión.

Por romper estereotipos.

Por su sentido del humor tan especial.

Por los acertados diálogos, marca de la casa.

Por cómo habla de la pareja, el enamoramiento, los recuerdos o la memoria.

Por ese juego de realidad y ficción, de lo real y lo imaginado, lo tangible y lo onírico.

Porque es una fascinante muñeca rusa llena de capas y recovecos en los que entrar.

Porque Chiara Mastroianni brilla más que nunca.

Por Benjamin Biolay, cada vez mejor como actor.

Porque soy fan absoluto de Vincent Lacoste.

Por la deliciosa banda sonora.

Porque siempre es un punto positivo si suena Aznavour.

Porque una noche puede cambiar la vida entera.

Porque es una mágica reflexión sobre el paso del tiempo.

Por el pasado, el futuro y, sobretodo, el presente.

Por todo eso y más.

A STORMY NIGHT

A stormy night cartel

De:
David Moragas (2020)

con:
David Moragas, Jacob Perkins y Jordan Geiger.

A stormy night (1)

Porque es íntima, minimalista y preciosa.

Porque la sencillez es su mejor cualidad.

Por todo lo que hace sentir en apenas 80 minutos.

Porque inspira.

Porque es una interesantísima ópera prima.

Por descubrir el talento de David Moragas.

Porque demuestra que lo fundamental para hacer cine es tener algo que contar.

Por el guión.

Porque es sincero y cercano.

Porque habla de temas como la monogamia, la ansiedad, el colectivo LGTBIQ+, la inestabilidad laboral o el miedo al rechazo.

Por esos diálogos a los que no les sobra ni falta nada.

Porque tiene un sentido del humor muy especial.

Porque es imposible no enamorarse un poco de Marcos y Alan.

Por lo bien interpretados que están por David Moragas y Jacob Perkins.

Por la tensión sexual.

Por la preciosa fotografía en blanco y negro.

Por las luces y las sombras.

Por las ilustraciones de Cleo y Any Hole.

Por la camiseta de Žižek.

Por Nueva York.

Por el amor y el desamor.

Por las noches de tormenta.

Por el presente y el futuro.

Por darle la vuelta a la tortilla.

Por el final.

Por todo eso y más.

VIOLETA NO COGE EL ASCENSOR

Violeta no coge el ascensor

De:
Violeta Rodríguez y Mamen Díaz (2019)

con:
Violeta Rodríguez, Fernando Delgado-Hierro, Sara Diego, Pablo Chaves, Pablo Gómez-Pando, Macarena Sanz, Julián Villagrán, Aixa Villagrán, Asier Gil y Pilar Torres.

Violeta no coge el ascensor (1)

Por su naturalidad, frescura y libertad creativa.

Porque tiene la magia especial de las primeras veces.

Por descubrir la voz de Violeta Rodríguez y Mamen Díaz.

Por su mezcla de realidad y ficción.

Por atreverse a romper las reglas.

Por saltarse el marco ficcional.

Por esas conversaciones absurdas e incómodas.

Por esas conversaciones profundas.

Porque todos nos hemos sentido como Violeta en algún momento de nuestra vida.

Por tener el talento, la juventud, las ganas y no saber muy bien qué hacer con todo eso.

Por esos personajes tan reales.

Porque sus intérpretes transmiten pura verdad.

Por los créditos de inicio con el collage de imágenes, recuerdos, inspiraciones.

Por el arte de co-organizar fiestas.

Porque Antonio le dijo a Melanie: “los 40 son los nuevos 30”.

Por el primo Loren.

Por las gafas de bucear para la ducha.

Por bailar en casa sin motivo.

Por la añoranza del agosto en Madrid.

Por el calor.

Por sentarse frente al ventilador.

Por tolerar la incertidumbre.

Por tener algo y no ser nada a la vez.

Porque el trailer no tiene desperdicio.

Por el gotelé, los libros y las malas decisiones.

Porque está dedicada a Agnès Varda.

Por todo eso y más.

 

 

ASAMBLEA

Asamblea

De:
Álex Montoya (2018)

con:
Cristina Plazas, Francesc Garrido, Greta Fernández, Nacho Fresneda, Lorena López, Irene Anula, Abdelatif Hwidar, Sergio Caballero, María Juan, Jordi Aguilar, Marta Belenguer, Pablo Sánchez, Juan Mandli y Jorge Silvestre.

Asamblea (1)

Porque es sencilla, certera, especial.

Porque es divertidísima.

Porque soy fan de Álex Montoya desde hace más de 15 años.

Porque algunos de sus cortometrajes están entre mis favoritos forever and ever.

Porque solo él podía hacer un largo así.

Por ese guión de Pérez y Disla que no da ni un segundo de respiro.

Porque demuestra que para hacer cine lo principal es una buena historia.

Por cómo juega con ese surrealismo de lo cotidiano.

Por sus brillantes diálogos.

Por esa galería de personajes que de tan normales son especiales.

Por un reparto de lujo.

Por lo bien que están todos.

Por ese breve pero brutal monólogo de Lorena López.

Por el momento inolvidable de Abdelatif Hwidar.

Por Irene Anula, siempre.

Por el personaje de Greta Fernández, espectador y parte a la vez.

Porque Francesc Garrido, Cristina Plazas y Nacho Fresneda son sinónimo de calidad.

Por lo bien resueltos que están los aspectos técnicos con tan poco.

Por la preciosa dirección de fotografía de Guillem Oliver.

Por la música de Tórtel.

Por el cartel de Paco Roca.

Porque da gustito ver que en Valencia se hacen cosas así de bien.

Por cómo reflexiona sobre la participación, la puesta en común, los egos.

Porque vencer, convencer y convencerse no son tan diferentes.

Por el individuo dentro del grupo y viceversa.

Por decir todo y decir nada a la vez.

Por el (des)concierto.

Porque hablando se entiende la gente (o no).

Por lo difícil que es tomar decisiones.

Porque “es duro, pero es la mejor manera”.

Por todo eso y más.

 

ONWARD

Onward

De:
Dan Scanlon (2020)

con las voces de:
Tom Holland, Chris Pratt, Julia Louis-Dreyfus y Octavia Spencer.

ONWARD

Porque no hay que dejar de creen en la magia.

Porque es emocionante, entrañable, nostálgica, conmovedora y tremendamente entretenida.

Porque siempre se agradece el buen hacer de Pixar.

Por esa animación brutal.

Por cómo se renuevan y mantienen su esencia a la vez.

Por el ingenio de la trama y cómo consigue dar la vuelta a la típica historia.

Por el guión, que no da ni un segundo de respiro.

Por cómo mezcla fantasía, road movie, comedia y drama familiar.

Por poner sobre la mesa algo tan potente como aprender a lidiar con la pérdida.

Por todas esas referencias y salidas de tono.

Porque tiene algunos gags divertidísimos.

Por esos personajes inolvidables.

Por la preciosa relación de los hermanos.

Porque ambos son perfectos y adorables.

Porque Ian me fascina de principio a fin.

Porque es imposible no querer a Barley.

Porque hay atreverse a cruzar puentes por muy altos que parezcan.

Por esa madre coraje tan genial.

Por la Mantícora y su bipolaridad.

Por ese monumento histórico convertido en restaurante temático.

Por los unicornios carroñeros.

Por el dragón mascota doméstica.

Por las hadas moteras salvajes y el ataque de risa que me provocaron.

Por el padre y cómo consiguen dar personalidad y sentimientos a un par de piernas.

Por la preciosa escena del baile.

Porque hay que querer a los demás pese a las diferencias.

Porque enseña que juntos se llega más lejos.

Por todo eso y más.