VIOLETA NO COGE EL ASCENSOR

Violeta no coge el ascensor

De:
Violeta Rodríguez y Mamen Díaz (2019)

con:
Violeta Rodríguez, Fernando Delgado-Hierro, Sara Diego, Pablo Chaves, Pablo Gómez-Pando, Macarena Sanz, Julián Villagrán, Aixa Villagrán, Asier Gil y Pilar Torres.

Violeta no coge el ascensor (1)

Por su naturalidad, frescura y libertad creativa.

Porque tiene la magia especial de las primeras veces.

Por descubrir la voz de Violeta Rodríguez y Mamen Díaz.

Por su mezcla de realidad y ficción.

Por atreverse a romper las reglas.

Por saltarse el marco ficcional.

Por esas conversaciones absurdas e incómodas.

Por esas conversaciones profundas.

Porque todos nos hemos sentido como Violeta en algún momento de nuestra vida.

Por tener el talento, la juventud, las ganas y no saber muy bien qué hacer con todo eso.

Por esos personajes tan reales.

Porque sus intérpretes transmiten pura verdad.

Por los créditos de inicio con el collage de imágenes, recuerdos, inspiraciones.

Por el arte de co-organizar fiestas.

Porque Antonio le dijo a Melanie: “los 40 son los nuevos 30”.

Por el primo Loren.

Por las gafas de bucear para la ducha.

Por bailar en casa sin motivo.

Por la añoranza del agosto en Madrid.

Por el calor.

Por sentarse frente al ventilador.

Por tolerar la incertidumbre.

Por tener algo y no ser nada a la vez.

Porque el trailer no tiene desperdicio.

Por el gotelé, los libros y las malas decisiones.

Porque está dedicada a Agnès Varda.

Por todo eso y más.

 

 

VERANO EN BROOKLYN (Little men)

Verano en Brooklyn

De:
Ira Sachs (2016)

con:
Theo Taplitz, Michael Barbieri, Greg Kinnear, Paulina García, Jennifer Ehle y Alfred Molina.

Verano en Brooklyn (1)

Porque es sencilla, emocionante, sensible, sutil, certera.

Porque es un soplo de aire fresco.

Porque se siente como una flecha directa al corazón.

Por el guión.

Por la elegancia con la que habla de temas como la amistad, la inmigración, la gentrificación, el arte, la familia, el despertar sexual, el pasado y el futuro.

Por todo lo que cuenta con muy poco.

Porque no hay buenos ni malos, solo víctimas de las circunstancias.

Por en la vida todo depende del cristal con el que se mire.

Por cómo dirige Ira Sachs y el modo que tiene de plasmar pequeños momentos de vida.

Por esos personajes inolvidables.

Por cómo sus sentimientos se dejan ver a través de miradas, silencios, gestos.

Porque importa más lo que no se cuenta que lo que se cuenta.

Por descubrir a Theo Taplitz y Michael Barbieri.

Porque son hipnóticos.

Por esa amistad tan especial.

Por los amigos de la adolescencia y lo mucho que pueden marcar.

Por esos secundarios de lujo (¿o son los verdaderos protagonistas?)

Porque Greg Kinnear, Paulina García y Jennifer Ehle están impecables.

Por unas preciosas dirección de fotografía y banda sonora.

Por la pérdida de la inocencia.

Por las decepciones e injusticias de la vida.

Por las clases de arte dramático.

Por el verano.

Por Brooklyn.

Por todo eso y más.

MATTHIAS & MAXIME

Matthias Maxime

De:
Xavier Dolan (2019)

con:
Gabriel D’Almeida Freitas, Xavier Dolan, Pier-Luc Funk, Samuel Gauthier, Antoine Pilon, Adib Alkhalidey, Anne Dorval, Micheline Bernard, Marilyn Castonguay y Catherine Brunet.

Matthias Maxime (1)

Porque tenía muchas ganas de verla y se ha convertido en una de mis películas del año.

Porque emociona, inspira, remueve.

Porque es un soplo de aire fresco para este encierro.

Porque Xavier Dolan no deja de crecer como autor, de sorprender.

Porque es su mejor película.

Por la sensibilidad y ternura con la que narra una historia tan sencilla pero importante.

Porque es imposible no sentirse identificado con ese paso de la juventud a la tan temida ‘vida adulta’.

Por esa huída hacia delante (en este caso Australia) para escapar todo lo que no gusta, lo que asusta, lo que hubiéramos querido cambiar y no nos hemos atrevido.

Porque se aleja de sus artificios habituales sin renunciar a su particular visión estética.

Porque la fotografía es tan espectacular como siempre.

Por esos zooms que la hacen tan especial.

Por la cámara lenta marca de la casa.

Porque tiene planos para enmarcar.

Por cómo juega con lo que se ve y lo que se oculta tras objetos, transparencias, cortinas…

Por la secuencia en el almacén.

Por los durísimos encuentros con la madre.

Por el guión.

Por cómo retrata la amistad y esa fina línea que separa la amistad de todo lo demás.

Por la importancia de las miradas, los silencios, los pequeños gestos.

Por su sentido del humor.

Por descubrir a Gabriel D’Almeida Freitas.

Porque Xavier Dolan está mejor que nunca en su faceta de actor.

Por Anne Dorval, eterna madre de sus películas.

Por reencontrarnos con Harris Dickinson tras Beach Rats.

Porque el grupo de amigos y sus conversaciones transmiten verdad por todos lados.

Por la metáfora de esa planta de oficina que quiere libertad.

Por la frase mágica: “tú madre es tan gorda que su patronus es un whopper”.

Por el precioso cartel español de Alejandro Llamas.

Por la genial iniciativa de Avalon y Filmin de hacer un preestreno desde casa aprovechando la situación actual.

Por todo eso y más.

LA INOCENCIA

La inocencia

De:
Lucía Alemany
(2019)

con:
Carmen Arrufat, Laia Marull, Sergi López y Joel Bosqued.

La inocencia (1).jpg

Porque es toda una sorpresa.

Por su sencillez y verdad.

Porque es un pedazo de vida hecho cine.

Por cómo se maneja a la perfección entre el costumbrismo, el drama y la comedia.

Por la impecable dirección de Lucía Alemany.

Porque es genial que rodara en su propio pueblo durante las fiestas.

Por el guión, preciso y certero.

Por descubrir a Carmen Arrufat.

Porque sorprende, emociona y conmueve.

Porque ofrece una interpretación llena de matices y sentimiento.

Porque Laia Marull está brillante.

Por esa mirada final en la estación que es puro amor.

Porque Sergi López hace que odies a su personaje y vuelve a demostrar que es brutal.

Por Joel Bosqued y cómo sorprende su personaje.

Por Sonia Almarcha.

Porque la Remedios Caseros es el personaje que más me ha fascinado.

Por Traiguera, un personaje más.

Por cómo refleja la vida en los pueblos del Mediterráneo.

Por ese oasis espacio temporal de adolescentes subiendo stories a Instagram pero bailando Chimo Bayo como si estuviéramos en los 90.

Por las verbenas, los bailes, las bandas de música y las piscinas municipales.

Porque los cotilleos “inofensivos” de las vecinas son el bullying de los adultos.

Por cargar con la culpa (o no).

Por el primer amor.

Por escapar de la realidad impuesta.

Porque las apariencias están para romperlas.

Porque hay que pelear por cumplir los sueños, cueste lo que cueste.

Por ese bonito y difícil paso de la adolescencia a la edad adulta.

Por descubrirse y descubrir el mundo.

Por la inocencia y lo fácil que es perderla.

Por todo eso y más.

MUJERCITAS (Little women)

Mujercitas

De:
Greta Gerwig
(2019)

con:
Saoirse Ronan, Emma Watson, Florence Pugh, Eliza Scanlen, Laura Dern, Timothée Chalamet, Meryl Streep y Louis Garrel.

Mujercitas (1)

Porque llevaba meses deseando verla y se ha convertido en una de mis películas del año.

Porque es una joya inolvidable y atemporal.

Porque es película luminosa, vibrante, emocionante, divertida, reflexiva y lúcida.

Por cómo la adaptación resulta muy moderna pese a ser totalmente clásica.

Porque es fiel a la novela, pero aporta un punto de vista rompedor con la ruptura de la estructura temporal.

Por ese juego entre montaje e historia, todo un guiño al espectador.

Porque Greta Gerwig es una directora y guionista brillante.

Porque se nota su pulso narrativo y su visión feminista.

Por ese tramo final tan inspirado.

Porque soy fan absoluto de las hermanas March.

Por una impresionante Saoirse Ronan que se mimetiza totalmente con Jo y la hace inolvidable.

Por esa emoción al verla correr al inicio, entre sombreros de copa.

Porque para escribir hace falta pasión y Jo es el mejor ejemplo de ello.

Porque Florence Pugh es de otro planeta.

Porque lo que hace con su Amy y ese salto de la infancia a la juventud merece todos los premios del mundo.

Porque Emma Watson está muy correcta y no entiendo tanta crítica negativa hacia su interpretación.

Porque Eliza Scanlen va a ser un descubrimiento para muchos.

Porque Timothée Chalamet es el perfecto Laurie.

Por verle en pantalla junto a otro de mis amores platónicos del cine: Louis Garrel.

Por Laura Dern y Meryl Streep, siempre. Hagan lo que hagan.

Porque el plano de Chris Cooper en la escalera mientras Beth toca el piano me ha roto el corazón.

Por esa fotografía fascinante.

Porque hay planos en los que me quedaría a vivir para siempre.

Por la preciosa banda sonora de Alexandre Desplat.

Por los bailes, las flores, las representaciones, las risas.

Por el paso del tiempo.

Por madurar.

Porque es un canto a la vida, el arte,

Por las mujeres fuertes, trabajadoras, con voz propia.

Porque no hay que escribir sobre cosas importantes, si no que al escribir sobre algo le estamos dando la importancia que merece.

Por todo eso y más.